For more detailed information please visit the English website

¿Qué tendencias técnicas están afectando los tipos de agentes desmoldantes ofrecidos para diferentes usos finales?

Las industrias están moldeando materiales más sofisticados para producir piezas con un mejor rendimiento bajo condiciones cada vez más exigentes en de operación. Estos materiales avanzados no siempre son fáciles de moldear. Un buen ejemplo es el sector automotriz, en el cual los componentes del motor (piezas moldeadas) están sujetos a productos químicos y desafíos físicos para soportar las condiciones de operación más agresivas. Como resultado, de nuevo desarrollo, los materiales más duros (como compuestos de polímeros a base de flúor), están obligados a ser moldeado a altas velocidades de producción con niveles de desperdicio mínimos (dado su mayor coste por formulación de unidad). Esto plantea un reto para la industria de agente desmoldante, debido a sus propiedades químicas y físicas que los hacen difíciles de moldear y desmoldear.

La apariencia de las piezas también se ha vuelto más exigente, y en muchos casos las piezas están siendo utilizadas como vienen moldeadas con acabado posterior mínimo. La industria automotriz requiere que los componentes altamente visibles como volantes o tableros cumplan con exigentes propiedades de apariencia (por ejemplo, textura, brillo y resistencia al desgaste) inmediatamente después del desmoldeo.

En los últimos años el moldeado a alta presión de aluminio† ha visto un aumento en la complejidad de los moldes, con un aumento en el moldeado (semi-sólido y compresión) de alta integridad, así como una reducción en los tiempos de ciclo e incrementando aún más las temperaturas del troquel. Estos factores requieren que el agente desmoldante proporcione mejores propiedades anti-soldadura, así como un mejor desmoldeo y propiedades de lubricación para producir piezas de calidad bajo condiciones de moldeado más difíciles. Esto debe conseguirse sin comprometer otros atributos de desempeño del agente desmoldante.

Diseños de moldes más complejos y sofisticados son diseñados también para otras industrias, tales como los neumáticos de perfil bajo hechos por fabricantes de neumáticos. Estos diseños de moldes demandan de mayor rendimiento sobre los agentes desmoldantes con respecto a la facilidad de desmoldeo y al flujo de caucho. La apariencia post-moldeo de las neumáticos también es críticamente importante, lo que resulta en un importante desafío para desmoldear fácilmente estos tipos de neumáticos y al mismo tiempo alcanzar altos estándares de apariencia.

El uso de productos de menor VOC (Compuestos orgánicos volátiles por sus siglas en inglés) continúa utilizándose por las fábricas, como resultado de las normas HSE, siendo particularmente importante en procesos que requieren una mayor participación directa de los operadores, como en el segmento de materiales compuestos. En dicho sector seguirá siendo mayor el enfoque en el desarrollo de productos más respetuosos del medio ambiente y más seguros en su uso. Esto estimulará el desarrollo de nuevos agentes desmoldantes para satisfacer estas necesidades, y al mismo tiempo proporcionar el mismo nivel de rendimiento de los productos actualmente en uso, o uno mayor.